Pagina en fase beta 
Playas


La isla

Formentera es conocida y valorada turísticamente por sus playas de aguas transparentes y fina arena blanca que enmudecen al visitante con sus tonalidades turquesas. Se trata de playas protegidas y poco alteradas por el hombre, pero enclavadas en un territorio dotado de infraestructuras turísticas modernas de carácter familiar. 

Observando el peculiar contorno de Formentera, se establecen tres grandes extensiones de playas: en la cara nordeste las costas de Llevant y Tramuntana, en la parte opuesta, la costa nordoeste con las playas más famosas de la isla, Illetes y Cavall d'en Borràs, al sur la costa de Migjorn. 

La península de Es Trucadors, al norte de la isla, es una larga lengua de arena que se estrecha de sur a norte. En ella se conforman las playas de Llevant, Ses Illetes y Es Cavall d’en Borràs que ocupan la cara oeste. Illetes es la playa más famosa de la isla y la más visitada por los turistas. A pesar de que en las horas centrales del día registra gran concentración, caminando más allá del último aparcamiento autorizado se pueden encontrar tramos casi desiertos, incluso en temporada alta. 

Además, la cercana playa de Llevant se encuentra mucho menos masificada que Illetes. Ocupa toda la cara este (a levante) del arenal y también es de arena blanca y fina aunque con pequeñas superficies rocosas. Avanzando hacia el norte, estas dos playas distan a tan pocos metros que se puede extender la toalla en medio y contemplar ambas al tiempo. 

Todo este territorio se encuentra dentro del Parque Natural de Ses Salines d’Eivissa i Formentera, zona de gran protección medioambiental. Quienes la visiten en moto o coche, tienen que abonar una tasa a la entrada del Parque, los que acceden a ella a pie, en bicicleta o vehículo eléctrico lo hacen gratuitamente.

En la continuación natural de Es Trucadors, encontramos S’Espalmador, una isla privada pero de disfrute público. Es muy fácil recorrerla a pie y tiene varias playas, la playa más visitada es la de de S’Alga, en su litoral oeste. Para acceder a S’Espalmador (está prohibido cruzar a nado debido a las corrientes marinas) se hace a través de una compañía local que realiza diariamente varios trayectos, saliendo desde el Puerto de la Savina y haciendo escala en la playa de Illetes. Otras opciones son contratar una excursión náutica o alquilar una embarcación.

El otro gran arenal de la isla es la playa de Migjorn. Su extensión de 5 km en forma de media luna abarca todo el sur de la isla desde la zona de Es Mal Pas hasta la zona de Es Copinar. La playa de Migjorn tiene sectores con topónimos propios que diferencian una zona de otras, de oeste a este: Es Mal Pas, Es Ca Marí, Racó Fondo, Còdol Foradat, Es Valencians, Es Arenals y Es Copinar.

Mención aparte merece Es Caló des Mort. una pequeña cala a continuación de la playa de Migjorn separada del área de Es Copinar por una zona rocosa y escarpada. 

En la costa oeste de la isla predominan los acantilados, entre los que aparece una pequeña bahía natural de gran belleza paisajística y transparentes aguas. Es la playa de Cala Saona, muy apreciada por las familias, ya que sus aguas claras son poco profundas. Además, está enmarcada por pequeños acantilados y gran número de varaderos en buen estado.

La costa de Tramuntana ocupa la parte norte central de la isla y es un tipo de costa rocosa baja. Es gratificante caminarla, comenzando en el Racó de sa Pujada, y entre los numerosos tramos rocosos es relativamente fácil hallar recovecos de arena. Es uno de los lugares más tranquilos, aún en temporada alta. La única población costera de esta área, Es Caló de Sant Agustí, es muy estimada por residentes y visitantes, por su puerto de pescadores y sus cualificados establecimientos gastronómicos. Apenas a 2 minutos a pie, se encuentran Ses Platgetes, dos pequeñas calas contiguas en las que se alterna la arena con superficies rocosas.  

En el extremo más occidental de esta costa está Cala en Baster, una cala rocosa rodeada de elevadas paredes calizas en las que destacan los varaderos de embarcaciones realizados en cuevas naturales. Para acceder a ella con facilidad hay que hacerlo desde la población de Sant Ferran.

En Formentera existen 2 playas adaptadas para personas con movilidad reducida: Es Pujols y Arenals. Ambas cuentan con rampas de acceso, plataforma con sombra, pasamanos, sillas anfibias y socorristas. Arenals tiene baños adaptados y aparcamiento reservado. 

Consejos prácticos e información detallada en el Catálogo de Playas

mostrar_en_view: 
descarga: